Consejos para limpiar el polvo

Un hogar sin polvo es importante para mantener la limpieza, la salud y el orden, de esta manera se podrá vivir adecuadamente y sin riesgo de sufrir por el exceso de polvo. Pero muchas veces no se dispone de tiempo para la limpieza, por lo que te daremos algunos trucos para eliminar el polvo y hacer que tu hogar resplandezca.

  1. Un truco para limpiar el polvo del suelo y de los muebles es utilizando la escoba o aspiradora para luego pasar a la fregona. Aunque creas que harás doble trabajo, eliminarás el polvo y los residuos, y con la fregona terminarás de limpiar el suelo, por lo que ya habrás eliminado totalmente la suciedad.
  2. Para barrer de manera eficiente, recomendamos envolver la cabeza de la escoba con un calcetín hecho de nailón. De esta manera la tela recogerá el polvo y podrás barrer más polvo de lo que piensas.
  3. Para los muebles, utiliza una toalla húmeda de las que se usan para limpiar a los bebés. Estas son ideales para limpiar muebles de madera o de plástico. Si no tienes toallitas, también vale un trapo húmedo, y que este no suelte ningún tipo de pelusas.
  4. El polvo de espejos y cristales se limpia utilizando un trapo sin pelusas. Humedece el trapo con agua y vinagre blanco especial para limpieza. De esta manera quietarás el polvo de los cristales en unos pocos segundos.
  5. Limpiar el polvo de la encimera será fácil con una esponja y un producto especial, y para el resto de la cocina lo mejor es utilizar un paño seco.
  6. Cuando quieras limpiar rápido, recuerda que puedes utilizar toallas limpiadoras para eliminar el polvo de manera eficaz.

Si quieres tener el hogar libre de polvo, lo mejor es hacerlo diariamente y poco a poco. Semanalmente podrás quitar el polvo de las lámparas, mesas pequeñas y equipos electrónicos. Y mensualmente es recomendable hacer limpieza profunda y quitar el polvo de las estanterías, paredes y demás lugares ocultos del hogar.