slow life

7 ideas slow life para aplicar en tu hogar

¿Que todavía no sabes lo que es el movimiento slow life? Pues vamos a ponerle remedio a eso enseguida.

Como ya sabes, en Muebles Marian estamos atentos a todas las tendencias y trabajamos para aplicarlas en la decoración de tu hogar.

Así que en esta ocasión vamos a hablarte de qué es el slow life y cómo puedes llevarlo a tu casa, con unas cuantas ideas sencillas.

¿Lo vemos?

 

Descarga nuestro catálogo para tener más ideas de decoración:
https://www.mueblesmarian.com/descargar-catalogo/

 

Qué es slow life y por qué te interesa sumarte al movimiento

El slow life es una forma de entender la vida. Por tanto, influye directamente en nuestra manera de afrontar el día a día y tomar decisiones de todo tipo:

  • Ocio
  • Consumo
  • Moda
  • Decoración, etc.

Se trata de tomárselo todo slow, es decir: fuera prisas, agobios y estrés.

No se trata de irse a vivir a una cabaña solitaria ni de dar la espalda a los avances o la tecnología, sino de afrontar la vida con una actitud diferente que permita saborear mejor cada momento.

Cada vez son más personas las que se suman a desacelerar su vida en todos los terrenos.

Eso incluye tu casa, refugio de slow life para desconectar.

7 ideas sencillas para llevar el slow life a tu hogar

Vale, muy bien, pero ¿cómo llevamos todas estas ideas a la decoración de un hogar? Pues combinando todos los elementos con el fin de lograr un efecto slow.

1. Luz natural

Si siempre es recomendable, para crear un ambiente slow es fundamental.

Aprovéchala todo lo que puedas. Crea los espacios en los que vas a pasar más tiempo en donde haya más horas de luz natural.

 

luz natral en slow life

 

2. Espacios despejados

Para tu objetivo slow life no valen las habitaciones abigarradas y llenas de elementos hasta el techo.

Tu vista tiene que descansar, por eso lo recomendable son estancias abiertas, pocas separaciones, ambientes compartidos…

3. Diseños simples

En línea con lo anterior, los muebles han de ser sencillos. Huye de las piezas recargadas o que acaparen demasiado protagonismo. Nada debe llamar demasiado la atención, porque el truco está en crear algo equilibrado y armónico.

4. Plantas, muchas plantas

¿Por qué? Pues porque te conectan con lo natural. Si tienes terraza o porche, aprovéchalos para tener un oasis verde en casa.

Y si no, coloca plantas de interior. Todas las que puedas, pero solo las que seas capaz de mantener bien cuidadas y saludables.

 

plantas en la decoracion slow

turbulences vía pinterst

 

5. Colores serenos

La paleta que puedes utilizar para apoyar tu deseo de slow life ha de transmitir calma, equilibrio. Una vez más, nos remitimos a los tonos neutros, que siempre son un acierto total.

No caigas en la tentación de incluir tonos estridentes, por muy bonitos que te parezcan. Elige aquellos que te hacen feliz.

6. Materiales orgánicos

Encajan muy bien con las tendencias decorativas para ambientes naturales. Algodón, lino, cáñamo para los textiles. Y madera natural para los muebles, siempre que se pueda.

 

materiales orgánicos slow

sfgirlbybay vía pinterest

 

7. Lugares para evadirte

Hemos dejado este punto para el final, como cierre, porque es el más importante para el slow life.

Si se trata de desconectar, necesitas espacios para ello. ¿A qué nos referimos? Depende de cada persona.

¿Tienes un hobbie? Si pintas, si te gusta tejer… prepara un rincón solo para eso, en el que nadie te moleste y estés a gusto.

Si tu tiempo de ocio es para leer o escuchar música, lo mismo. Una esquina de lectura o un lugar cómodo al lado de tu equipo de reproducción, son imprescindibles.

Y por último, crea espacios para charlar. Ya sea tu familia o tus amigos si vienen a casa. Un sitio cómodo para sentarse y dejar pasar las horas con una buena conversación slow.

 

lugares para evadirse

muymucho vía pinterest

 

¿A que ya te quieres apuntar al slow life?

Si te interesa seguir leyendo sobre esta filosofía slow, echa un vistazo a este post sobre cómo relajarte con el estilo slow deco.

Con todo esto, seguro que ya tienes las claves bien anotadas, y si no, llámanos y te echamos una mano para aplicarlas.

¿A que te hemos dado ideas prácticas de slow life? Ahora, queda que las pongas en marcha y disfrutes de la vida slow. Y si te apetece, comparte con otros para que se sumen este movimiento. ¿Qué dices, te animas? 😉

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *