Muebles de oficina: lo indispensable para trabajar en casa

Si ya tienes claro que vas a crear un espacio para trabajar en casa, el siguiente paso es ver cuáles son los muebles de oficina básicos para empezar.

No hace falta mucho para ponerse en marcha. Luego, cuando tengas lo básico, ya puedes dedicarte a mejorar la decoración con las ideas que te damos en Muebles Marian para todos los rincones de tu casa.

¿Nos ponemos hoy a crear la oficina? Veamos qué muebles necesitas.

 

Descarga nuestro catálogo para tener más ideas de decoración:
https://www.mueblesmarian.com/descargar-catalogo/

 

No te compliques. Aquí tienes 3 muebles de oficina básicos (y algunos extras) para empezar

Como queremos decirte qué es lo indispensable para trabajar en casa, vamos de cabeza a lo que tienes que tener sí o sí para empezar.

Y al final, si quieres, lo redondeamos un poco 😉

1. Una buena silla

Para empezar, hay que tener un lugar para sentarse. Y aquí no nos vale cualquier cosa: debe ser una buena silla, con la ergonomía correcta y cómoda para ti.

Ten en cuenta que vas a pasar muchas horas en tu nueva oficina en casa, y si la silla no es la adecuada, tu espalda lo va a notar. Por lo tanto, elige sin prisas.

¿Qué tiene que tener una buena silla?

Lo obligatorio es que sea regulable para ponerla a tu medida.

También es recomendable, por comodidad y para facilitar los cambios posturales, que tenga reposabrazos, reposacabezas y ruedas para desplazarte.

 

una buena silla

sklum vía pinterest

 

2. La mesa, tu centro de operaciones

En este apartado, lo que prima es la utilidad. ¿Cuánto espacio necesitas? En función de eso, así será tu superficie de trabajo.

¿Utilizas un ordenador? ¿Con una pantalla o dos? ¿Te hace falta espacio adicional para escribir o desplegar papeles? Tú pones las condiciones.

Por supuesto, siempre con la altura adecuada, unos 70 o 75 cm.

En cuanto al ancho, no hay nada escrito. Las mesas tienden ahora a ser más estrechas (sobre todo si solo necesitas un ordenador para trabajar), pero depende de ti. Hay quien prefiere más anchura aunque solo sea por despegar los pies de la pared y tener algo más de amplitud bajo la mesa.

En el caso de que quieras espacio para dos, te dejamos estas ideas para decorar un escritorio doble y teletrabajar cómodo.

 

La mesa de oficina

decostore.com vía pinterest

 

3. Luz, para verlo claro

Uno de los errores de iluminación que se cometen más a menudo es poner un solo punto de luz en la zona de trabajo: el típico flexo de sobremesa proyectado sobre la mesa.

Si se produce un alto contraste entre la iluminación parcial de la zona de trabajo y el resto de la habitación, puede acabar dañando la vista.

Lo recomendable es combinar una luz general con otra parcial, o incluso dos puntos de luz, a derecha e izquierda, para evitar sombras.

¿Quieres salirte un poco de la típica luz de escritorio? Prueba a sustituirla por una lámpara de pie.

 

luz de oficina

delikatissen vía pinterest

 

Extra: organización y almacenaje

Llega la hora de completar el conjunto con otras piezas que puedas necesitar para tener todo a mano. Nos referimos, por ejemplo, a:

  • Estantes para libros o archivadores
  • Una cajonera, que puede tener ruedas para desplazarla donde necesites.
  • Organizadores, bandejas de documentos, una pizarra magnética…

En función del trabajo que realices, los complementos te ayudarán a crear el espacio más adecuado para ti.

 

muebles de ofina para organizar

decopeques vía pinterest

 

¿Quieres más? Pues echa un vistazo a estos 4 consejos para montar una oficina en casa.

Ya tienes tus muebles de oficina, ¡empieza a trabajar!

Con estas piezas básicas que te hemos comentado, más los complementos que necesites para desarrollar tu trabajo con comodidad, ya lo tienes todo listo. ¡Tu oficina está creada!

¿Nuestras ideas te han servido de orientación para elegir tus muebles de oficina? Nos alegramos, siempre esperamos que nuestros post te ayuden en tus diseños y complementen tus ideas.

Y ahora ¿nos ayudarías a llegar más lejos compartiendo este post? ¡Muchas gracias!

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *