Restauración de muebles de madera

Restauración de muebles en 4 pasos

¿Has probado alguna vez la restauración de muebles de madera? Parecen palabras mayores, porque si el mueble en cuestión es bueno, da miedo. Y si es malo, no merece la pena.

En Muebles Marian nos gusta cuidar aquellos muebles que han servido bien a sus dueños, independientemente de si son buenos o malos. Por eso hoy queremos darte algunos consejos sencillos para que tú misma puedas restaurar pequeños desperfectos sufridos por el paso del tiempo o… algo más.

Restauración de muebles de madera, por dónde empezar

Un mueble antiguo no es un mueble viejo. Lo normal es que haya sufrido el desgaste de los años, con rozaduras, polvo, algún que otro golpe y mudanzas varias.

Por eso lo primero que debes tener claro es la calidad del mueble y si sus problemas son leves o realmente necesita cirugía mayor.

Para comenzar con la restauración de muebles empieza por eliminar cualquier rastro de suciedad. ¿Cómo? Con un trapo húmedo, no mojado, retira el polvo y la suciedad que encuentres, especialmente en esos sitios que no están a la vista.

Después, con una lija suave, elimina la pintura o barniz en aquellas zonas que hayan sufrido mayores daños, donde haya rozaduras o golpes.

En algunos casos, el barniz es tan grueso, o los daños tan importantes, que necesitarás un decapante. Asegúrate de utilizar guantes y mascarilla, los decapantes son corrosivos y muy tóxicos.

Una vez que el decapante haya hecho su trabajo, elimínalo con una espátula, siempre sin que entre en contacto directo con la piel.

Restauración de muebles de madera

Repara rellenando

Una vez seco, podrás proceder a reparar aquellos desperfectos provocados por el paso del tiempo. Antes, lija bien cualquier resto de pintura o barniz, siempre en el sentido de la veta de la madera.

Muchas grietas y golpes se pueden arreglar con masilla y espátula. Puedes encontrar gran variedad de masillas para distintas maderas y colores. Asegúrate de esperar el tiempo suficiente para que se adhiera bien a la grieta o hueco del mueble que quieres reparar.

Una vez finalizado este proceso, lija suavemente y examina si hacen falta reconstrucciones mayores, como la sustitución de alguna pieza o adorno. Si el mueble tiene mucho detalle, costará más que si es de líneas depuradas.

En el primero de los casos puedes acudir a un ebanista para que talle la pieza a sustituir, pero te avisamos que no será barato.

Restauración de muebles de madera

Pintar o barnizar

Finalizado el proceso de reconstrucción, puedes proceder a pintar o barnizar de nuevo el mueble. Si optas por lo primero, utiliza una pintura especial para maderas.

Si quieres oscurecer el mueble, puedes utilizar el clásico betún de judea, con una lana especialmente indicada, que tiñe la madera uniformemente.

Una vez seco, puedes proceder a barnizar. Si así lo deseas, puedes aplicar un barniz con color, disponible en casi cualquier gran superficie.

Utiliza pinceles anchos y planos, siguiendo la veta de la madera. No apliques mucha cantidad, para evitar burbujas y depósitos de barniz. Espera al menos 48 horas antes de volver a dar otra capa de barniz.

¿Te animas a la restauración de muebles de madera en poco pasos? ¡Cuéntanos tus trucos! Estamos deseando conocer el resultado final.